La magia de la Casa Batlló en Barcelona

Publicado en 25/09/2019 por Catalan Holidays

En el número 43 del Paseo de Gracia en Barcelona está situada la Casa Batlló, también conocida como la casa de las máscaras, de los huesos, de los bostezos o del dragón. Esta obra arquitectónica es uno de los iconos de la Barcelona Modernista. Además, simboliza la etapa de máxima madurez constructiva del arquitecto catalán Antoni Gaudi.

La manzana más famosa del siglo XX

La casa fue construida en 1877 por Emili Sala Cortés. Durante esta época, grandes obras de reconocidos arquitectos se construyeron en esta manzana del barrio Eixample, convirtiéndose en el punto de miradas de todo tipo. Fue criticada tanto para bien como para mal, dando paso al sobrenombre de «la manzana de la discordia».

Surgió entonces una fuerte rivalidad entre los arquitectos que formaban parte de los edificios de aquella manzana, sobre todo por sus fachadas. Y por supuesto, Gaudi no podía faltar, de hecho, fue el último en llegar. Fue contratado por el empresario textil Josep Batlló para dar vida y transformar el edificio.

Entre 1904-1906 Gaudi se dedicó a remodelar el edificio, cambiando su fachada y su interior. Dicha transformación fue tan radical que la Casa Batlló se situó inmediatamente entre las obras más representativas de la nueva Barcelona. Como muchas de sus obra, en ésta el arquitecto también combinó lo mejor del arte y de la funcionalidad combinando mágicamente diseño y arquitectura.

En este momento, durante la primera década del siglo XX el arquitecto vivía su etapa más naturalista, la cual estaba inspirada en formas orgánicas de la naturaleza. Tanto la geometría reglada de Gaudi, como sus siluetas ornamentales barrocas y sus volúmenes con gran riqueza estructural destacan en cada rincón de la Casa Batlló.

La fachada y el tejado de la Casa Batlló

La fachada de la Casa Batlló quizás sea una de las partes más reconocidas del edificio en todo el mundo. Su original composición destaca por su fantasía y color. Sus ondulaciones verticales, han sido comparadas con “Los Nenúfares” del pintor Claude Monet. Aunque también se ha relacionado con elementos propios de un carnaval, por el parecido que tiene su coronamiento con el sombrero que lleva un arlequín, las barandas que recuerdan a la forma de las máscaras o el recubrimiento de trencadís que se asemeja al confeti.

Pero, se ha hecho una alusión aún más clara, la cual hace referencia a la leyenda de San Jorge. Se compara el tejado a la forma del lomo de un dragón, al balcón de la princesa como si fuese una flor abierta, la cruz a la lanza del caballero, y los huesos de las personas que fueron devoradas por el dragón.

La fachada, como sucede en muchas de las obras arquitectónicas de Gaudi, está repleta de hallazgos formales y estructurales, así como el trencadís cerámico con formas orgánicas y geométricas de su fachada posterior, o las ventanas a medida y el revestimiento cerámico de su patio con luces.

Casa Batlló Tejado FachadaBy Fred Romero, Casa Batlló, Barcelona Flickr

Interior submarino con aires de dragón

El interior del edificio no se puede pasar por alto. Su primera planta alberga la antigua vivienda de la familia Batlló. Destaca entre todo, su salón, con un espacio luminoso y unas preciosas vistas a la calle principal.

Cabe mencionar la especial disposición de sus techos, el juego de luces y la ondulación de sus paredes, inspiradas en el mundo animal y el fondo marino. Así como las claraboyas que que nos recuerdan al caparazón de una tortuga, o la barandilla que parece la columna de un animal.

El resto de plantas se solían alquilar, y la última situada en el quinto nivel era un espacio que estaba destinada al servicio, tenía trasteros y lavaderos. Esta planta, proyectada como ático reflejaba en una estancia diáfana y sencilla, su pureza máxima por medio de la sucesión de sesenta arcos parabólicos semejantes a la tripa de un dragón.

El arquitecto transformó también la entrada principal del edificio, la zona de las escaleras y el ascensor. Creó un patio de luces con azulejos azules creando un juego muy interesante de luces que evocaba, como en la quinta planta a las profundidades marinas.

El interior de esta gran obra arquitectónica se ha llegado a comparar con “Veinte mil leguas de viaje submarino”, obra de Jules Verne.

Casa Batlló InteriorBy Cristina Valencia, Casa Batlló, Barcelona Flickr

La terraza y sus chimeneas

A la terraza se accede por las escaleras de caracol, mientras que chimeneas ornamentadas con trencadís vidriado y colorido reciben a los visitantes. Miden 6,10 metros de altura, están recubiertas con fragmentos de vidrio y trencadís con dibujos florales y policromado. Su colocación en cuatro grupos y su diseño hacen que el aire resople. Y que además, se puedan apreciar la Casa Milá (1910) y el Palau Güell (1888) entre medias.

La azotea con forma rectangular fue construida sobre los arcos del desván. En la parte más elevada de la fachada se encontraban los depósitos de agua, que simula la espalda escamada y ondulada de un dragón.

Por otro lado, el coronamiento antes mencionado, también simula por fuera las escamas del dragón pero si se ve desde el interior, éste se asemeja a las escamas de un cangrejo. Los colores van en degradado desde el blanco hasta un tono de naranja con bastante intensidad.

Casa Batllo ChimeneaBy Jorge Luis Zapico, Casa Batlló, Barcelona Flickr

Reconocimientos a nivel nacional y mundial

Su reconocimiento en realidad tardó en llegar, incluso el Ayuntamiento impidió ganar el premio al concurso anual de edificios artísticos hasta dos veces. No fue hasta 1962 que la Casa Batlló obtuvo el reconocimiento y la justicia merecida. En ese año se incorporó al Catálogo Patrimonial del Ayuntamiento de Barcelona.

Fue en el año 1969 cuando se declaró Monumento Histórico Artístico, título que actualmente se conoce como Bien de Interés Cultural. En 2005 se incluyó en el catálogo de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y en el 2006 le fue concedido el premio The Best in Heritage por Europa Nostra Awards.

Casa Batlló forma parte imprescindible de las obras arquitectónicas del modernismo catalán que se pueden disfrutar en la ciudad de Barcelona. Una edificación con vida propia que ofrece a sus visitantes un constante diálogo entre color, luz y vida.

Donde Dormir Cerca de Barcelona

La oferta en alojamiento en Barcelona es amplia. En Catalan Holidays optamos por ofertar alojamiento de calidad cerca de Barcelona pensado para parejas, familias y grupos de amigos que quieren tener cierta intimidad y estar cerca de los lugares más interesantes de Barcelona y la Costa del Maresme.

Nuestra propuesta de alojamiento en la Costa Catalana pasa por apartamentos y principalmente casas vacacionales en alquiler:

Alojamiento vacacional en la Costa de Barcelona
Alojamiento vacacional Costa Dorada
Alojamiento vacacional en la Costa Brava

Por otro lado se ha pensado en alquileres vacacionales de casas con piscina privada y alquileres vacacionales de casas que aceptan perros u otras mascotas. En este link tienes toda la oferta en alquiler vacacional de Cataluña.

Alternar comentarios
Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario.
Al navegar por la web acepta los términos de nuestraPolítica de Cookies