Conociendo la Pedrera

Publicado en 18/10/2019 por Catalan Holidays

La ciudad de Barcelona es uno de los destinos turísticos preferidos del mundo, elegida cada año por miles de personas que saben que van a poder disfrutar durante unos días de una de las localidades con más ambiente, divertidas y acogedoras de Europa. Una gran ciudad que ofrece además una amplia y completa oferta cultural en la que se puede visitar lugares tan emblemáticos como La Sagrada Familia o la mítica e icónica Pedrera de Antonio Gaudí «Casa Milà» famosa por su gran belleza.

 

¿Por qué visitarla?

Conocer Barcelona implica visitar algunos de los edificios más característicos de la ciudad, famosos a nivel internacional por su espectacularidad y que son ya verdaderos protagonistas de infinidad de fotos y vetustas postales. Un ejemplo de ello es La Pedrera, ubicada en la paseo de Gracia. Es un edificio único en su estilo, referente del modernismo catalán y de la pujante burguesía catalana de principio de siglo, interesada en dotar a la ciudad de un estilo único, que ya ha trascendido en la historia de la arquitectura.

Visitar la Pedrera de Gaudí es descubrir una de las edificaciones más famosas del artista, así como conocer una clara muestra del modernismo barcelonés, de marcado estilo burgués y urbano. Un edificio que a pesar de ser criticado en sus inicios y ser objeto de mofa por muchas personas, con el tiempo se ha convertido en uno de los principales referentes de la ciudad condal, visita obligada para toda persona que pisa Barcelona por primera vez.

¿Cuáles son las mejores partes de la Pedrera?

El conjunto de La Pedrera ofrece a los visitantes un gran número de interesantes partes y rincones a conocer. Desde sus espectacular y llamativa fachada a modo de chaflán entre la calle Provenza y el paseo de Gracia, pasando por sus reconocibles balcones y sus forjados modernistas, sus caprichosas chimeneas, hasta sus sorprendentes patios, su hermosa azotea o su amplio desván a base de arcos catenarios.

La fachada de la Casa Milà es una de las más sorprendentes en la arquitectura. A pesar de ser realmente tres fachadas -una de ellas haciendo chaflán– forman un conjunto único gracias a la sinuosidad de sus líneas, las cuales logran cierto dinamismo y continuidad, evocando en cierto modo a las olas del mar Mediterráneo horadando una roca en la playa. Con este se consigue una cierta sensación de movimiento, la cual se refuerza con las sombras y luces que se aprecian desde los diversos puntos de su espectacular fachada.

Dentro de esta obra de Gaudí, es recomendable visitar las interesantes buhardillas en su parte superior, construidas gracias a los prácticos arcos catenarios y parabólicos que logran disfrutar de una gran amplitud, así como un espacio abierto, pero que además ayudan a soportar el peso de su no menos, interesante azotea, de una gran belleza, en la que hay sinuosas escaleras de genuinas líneas y formas modernistas. Un lugar que es considerado un verdadero jardín de esculturas y estructuras llamativas, como sus treinta chimeneas realizadas a base de ladrillos revocados de mortero.

Mención especial tienen también sus sorprendentes dos patios; uno de ellos de forma ovalada y otro completamente circular. Punto de partida para que los visitante logren acceder a la azotea a través de ellos, además de ser una excelente solución para disfrutar de una gran ventilación e iluminación en el edificio y los dieciséis apartamentos que hay en su interior.

Casa Milà, better known as La PedreraBy Roger Price, Wikimedia Commons

Exposiciones permanentes en su interior

La zona del desván es desde hace años el lugar elegido para exponer toda la obra y vida su creador, Antonio Gaudí. En esta exposición es posible disfrutar de un gran número de documentación sobre el edificio, como bocetos, pequeños diseños , maquetas previas, planos, fotos y otros elementos relacionados con la obra. Igualmente, el apartamento principal del edificio -el del matrimonio Milà- es otra sala de exposiciones disponible para los visitantes.

Curiosidades sobre La Pedrera

Este edificio desde sus inicios fue motivo de burla y chistes por su innovadora construcción, pero con el paso de los años se ha convertido en todo un icono barcelonés. Considerado ilegal por infringir desde su construcción varias leyes urbanísticas, hoy en día forma ya parte del patrimonio artístico de Barcelona. Durante su vida ha acogido no sólo apartamentos, también ha sido pensión, lugar de encuentro para jugadores, ha contado con diversos mercadillos, e incluso ha servido de burdel. Ha sido escenario elegido varias veces para rodar películas, además de ser un referente para muchos artistas y arquitectos, que han implementado en sus diseños muchos detalles del edificio. Un ejemplo de ellos son los típicos cascos de las tropas de asalto de “Star Wars” diseñadas a partir del diseño de las chimeneas ubicadas en su azotea.

La_Pedrera_BarcelonaBy Xavier Caballé, Wikimedia Commons

Una de las casas para los señores Milá-Segimon

El matrimonio burgués de Roser Segimon y Pere Milà en 1905 fue el responsable de que La Pedrera se alzara en esta zona pujante de la ciudad, el paseo de Gràcia “localidad hasta el momento diferente a la ciudad de Barcelona”, lugar elegido por la burguesía catalana para exhibir su poder económico mediante construcciones impactantes. Este matrimonio Milà contrataría a Gaudí para alzar el edificio, usarlo de vivienda y alquilar el resto del edificio.

Un edificio ligado siempre a la cultura

La Pedrera ha sido escenario y precursora de varias películas, historias y escenas, así como motivo suficiente para recrear una ambientación y desarrollar diferentes novelas como “La última vecina” de Ana Viladomiu. Una obra en la que se narra como La última vecina del edificio escribe un libro sobre ella, Martina Meseguer, sus anécdotas en el edificio y de otros viejos inquilinos del edificio a lo largo de los años, a través de una novela testimonial. Una narración ocasionada por la reforma puntual de la fachada del edificio -la cual se sume en la oscuridad durante unas semanas por las obras- siendo el detonante para que la protagonista empiece a escribir este gran libro.

Cómo llegar a la Pedrera

La Pedrera “Casa Milà” se encuentra en el Paseo de Gracia, número 92. Una zona muy céntrica de Barcelona, muy bien comunicada. La forma más sencilla de llegar es mediante transporte público; hay una parada de metro cercana a pocos metros “Diagonal”, líneas L3 y L5. Este edificio habitualmente se puede visitar en horarios de 9:00 h a 20:30 h durante el día, y de noche de 21:00 h a 23:00 h.

Donde dormir cerca de Barcelona

La oferta en alojamiento en Barcelona es amplia. En Catalan Holidays optamos por ofertar alojamiento de calidad cerca de Barcelona pensado para parejas, familias y grupos de amigos que quieren tener cierta intimidad y estar cerca de los lugares más interesantes de Barcelona y la Costa del Maresme.

Nuestra propuesta de alojamiento en la Costa Catalana pasa por apartamentos y principalmente casas vacacionales en alquiler:

Alojamiento vacacional en la Costa de Barcelona
Alojamiento vacacional Costa Dorada
Alojamiento vacacional en la Costa Brava

Por otro lado se ha pensado en alquileres vacacionales de casas con piscina privada y alquileres vacacionales de casas que aceptan perros u otras mascotas. En este link tienes toda la oferta en alquiler vacacional de Cataluña.

Alternar comentarios
Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario.
Al navegar por la web acepta los términos de nuestraPolítica de Cookies